domingo, 26 de septiembre de 2010

Tejiendo hilos en la memoria


La semana pasada me encontré con Mª José. Hacía años que no nos parábamos a hablar. Tirando por un lado, resulta que este año da clase de fráncés a mi hija; tirando por otro, terminamos recordando aquel año en que coincidimos encademandos en el Gobierno Militar, por aquello de la Objeción de conciencia; y tirando por otro, terminamos hablando de la historia de su familia.

Tirando y tirando, resulta que teníamos un conocido común, Remigio Blanco. Ella es su sobrina y yo le había entrevistado en 1995 por su participacación en la Agrupación Guerrillera de Santander. Desde luego este encuentro fue toda una sorpresa. A Mª José le quedaba el recuerdo de lo que se contaba su familia sobre él, y le sorprendió que le pudiera aportar datos que ella no conocía. Para ella es su tío Gin, para mi un joven que combatió en la defensa de República, en la liberación de Francia y en la Agrupación Guerrillera de Santander. Remigio murió hace unos pocos años, y gracias a este grato encuentro me ha permitido reactivar su memoria.

La despedida del correo que me envió tras el encuentro, me parece un buen cierre para esta entrada y una justificación de este blog: "Un beso y gracias... estoy un poco alucinada porque sabes más de él que yo.(La memoria familiar va desapareciendo)"

2 comentarios:

rc.mons dijo...

hola!
hubiera deseado mandar un mensaje electronico, pero no puedo por faltarme las señas.
lo primero que tengo que añadir es que mi ¡tito gin! murio el 27 de julio de 2006.
lo que mas me asombra es que no recuerdo tener una prima carnal que se llame mªjose, la unica prima carnal por parte de la familia blanco se llama ¡marta!
tambien tengo que añadir que mi tito gin estuvo en la carcel hasta mediados de la decada de los sesenta y no de los cincuenta y que conste que todos los años le ibamos a visitar a la carcel franquista en burgos.
le admiraba y le queria, aunque me confeso que todo fue inutil y no merecio la pena el haber sufrido tanto en su vida solo por un idealismo.
recuerdos y saludos
roberto carlos mons blanco (un verdadero sobrino)

Anónimo dijo...

Yo aquí ni pincho ni corto. Sólo entro de vez en cuando por echar un ojo al blog.
Y no tuve el placer de conocer a Remigio, así que no es más que una suposición, pero si estaba casado, puede ser que Mª José fuera sobrina carnal de su pareja, y por tanto sobrina política de él sin ser tu prima.
Ya digo, sólo una suposición.
Saludos.
Hugo.